viernes, 13 de junio de 2008

Bienvenidos/Welcome


Hola a todos, bienvenidos a mi nuevo blog dedicado a mostrar todas aquellas cosas que hago en mi taller y aquellas otras por las que siento una especial predilección. Para empezar me gustaría decir que me interesa el arte como creador y como espectador. Aúnque me dedique a la plástica, todas las disciplinas del arte llaman mi atención y, en especial, todas aquellas que muestran una peculiar relación con la ciencia. No es que yo sea un científico metido a artista, o un artista metido a científico (creo que no llego al nivel para ser ni lo uno ni lo otro), pero en mi fuero interno ambas cosas, arte y ciencia, en muchos aspectos van cogidas de la mano. Para entender mi punto de vista voy a poner un ejemplo que, aún siendo un lugar común, viene a significar justamente lo que pienso:

El número phi.

No hace falta que hable de Vitrubio, de Paccioli o, incluso, de Leonardo da Vinci. No es necesario irse tan atrás en el tiempo para ver como la matemática, la geometría y el arte están íntimamente relacionados. El vídeo que muestro a continuación logra explicar mi idea de forma concisa y rápida (bendita rapidez, cualidad inestimable de los tiempos modernos, ¿O habría que decir postmodernos?...):



Ya veis que sólo el número phi da para hablar de arte, matemáticas, música, geometría, botánica y hasta de sexo.

En algunas de mis obras he hecho uso de dicho número para lograr ajustar las piezas del rompecabezas que supone componer un cuadro.


En otras me he valido se secuencias de número primos, como juego para crear ritmos secuenciales mediante formas y colores. Otras veces sólo trabajo con un solo número para crear un cuadro. Mi número favorito en estos casos es el 3.




3 comentarios:

leonchi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
leonchi dijo...

Muy bonito trabajo Jose, estoy en Don Benito osea que si vienes por aqui pasa por casa, un abrazo, Leon.

ra dijo...

sabes que el número tres es mágico también en el teatro. un personaje es un monólogo, dos personajes un diálogo, el motor de la acción dramática está en el tercer personaje que, alineándose con uno u otro, hará frente a las posiciones del que queda aislado.

muy bonito y muy interesante tu blog. seguiré atenta a tus novedades.